viernes, 16 de julio de 2010

SON LAS DOCE & EL DOLOR ME TIRA A MATAR

Son las doce y el dolor me tira a matar, la luna no se quiere asomar.

Voy a ciegas sin tu amor, no se acomodar mi corazon en otro lugar.

Hoy sin ti mi alma va, mal herida, perdida.

Vuelve a mi que el cielo esta congelado por aqui, es inutil respirar, no podre vivir sin ti.

---.-------------.----------------.------------------.---------

Atracón de PAN CON QUESO DERRETIDO, COCA-COLA & AHORA A VOMITAR...


HAY QUIENES MUEREN POR VIVIR SOLAS Y YO QUE VIVO CONMIGO Y MI SOMBRA ME SIENTO MAS SOLA Y PERDIDA QUE NUNCA...

2 comentarios:

Gaby dijo...

heartbreak is a bitch, no te puedo decir mas nada

besos

Rebeca dijo...

Hola Princesa :-)

Buscando información sobre Lady Gaga he dado accidentalmente con tu blog y he estado leyendo varios de tus comentarios. No te conozco, pero no he podido más que sentir una gran ternura por ti y, por eso, me gustaría contarte algunas cosas. Espero que no te ofendas, es mi experiencia personal, sólo quiero compartirla contigo y con el resto de tus lectoras, mi intención no es daros lecciones, juzgaros ni censurar vuestras decisiones personales. Os respeto aunque meprovoque mucha tristeza ver como personas sanas y válidas pasáis por infiernos como ana o mía por culpa de una sociedad cruel e implacable con la mujer, basada en modelos de belleza estereotipados e irreales, que promete un billete con destino a la felicidad si consigues entrar en sus absurdos cánones.

Estar tan delgada no es tan bonito como parece, creedme.

Mido 1,68 m y peso tan sólo 48 kg. Como 5 veces al día, una cantidad normal, ni mucho ni poco. No me privo de nada pero, a pesar de eso, no consigo engordar debido a mi constitución. Por poneros un ejemplo, tanta delgadez me ha provocado problemas serios de espalda debido a que mi casi inexistente musculatura no puede soportar el peso de mi columna vertebral. Cada dos por tres tengo que estar medicándome para aliviar los dolores, tengo que acudir diariamente a un gimnasio para hacer ejercicios que me fortalezcan (muy suaves, como si en lugar de 30 años fuese una viejecita de 80) con un monitor que parece mi sombra, estar cada dos por tres en la consulta del jefe de rehabilitación del Hospital, gastar dinero en fisioterapeutas, soportar incómodas fajas para dormir y un largo etcétera. Debido a mi peso soy una persona muy débil (físicamente hablando), siempre tengo sueño y siempre estoy cansada, tanto que un fin de semana cualquiera en el que me apetece salir con mis amigos por muy animada que esté sólo consigo aguantar en pie hasta las 3 de la madrugada. No puedo cargar peso, no puedo llevar tacones altos, no puedo hacer muchas cosas… Puede pareceros una tontería, o que merece la pena vivir con esas limitaciones si se consigue alcanzar este peso, pero de veras, son problemas de salud serios y que minan muchísimo tu calidad de vida, nada lo compensa.

Daría lo que fuera por pesar más, pero soy así y así he de aceptarme, por mucho que me cueste conseguirlo. Sólo tengo una vida y, con la de millones de cosas maravillosas que hay por vivir, creo sinceramente que no vale la pena invertir el escaso tiempo que pasamos en este mundo sufriendo terriblemente por no poder conseguir que una báscula marque lo que yo desearía cuando me subo encima de ella, por mucho que me acompleje el esqueleto que veo cada vez que me miro en el espejo.

Creo que tanto tú como todas las chicas que intervienen en este blog ya sois verdaderas princesas, únicas, diferentes e irrepetibles, no importa el peso, el aspecto físico ni ninguna otra condición, como mujeres lo sois por derecho propio, no permitáis nunca que nada ni nadie os haga pensar lo contrario.

Un abrazo :-)